Universidad Johns Hopkins: el coronavirus no es un organismo vivo

El coronavirus no es un organismo vivo, sino una molécula de proteína (ADN) cubierta por una capa protectora de lípidos (grasas) que, cuando es absorbida por las células de la mucosa ocular, nasal o bucal, cambia su código genético (mutación) convirtiéndolo en células agresivas y multiplicadoras.